miércoles, 31 de diciembre de 2008

El café de Andrea

El café de Andrea surgió en un bar, o mejor dicho, el nombre, porque el grupo se había formado poco tiempo atrás, en casa de Glez, tocando la única canción que sabía con la guitarra española que su madre compró en el 79, años antes de que ella naciera. La canción en cuestión era "Rojitas las orejas" elejida únicamente por la facilidad de los acordes, por muy paisano que fuese Fito nunca les había hecho mucha gracia. En aquel momento Anouk y Glez se encontraban en la cúspide de su amor por el jevi, pero si añadimos al conocimiento nulo de música, la ausencia de instrumentos eléctricos y un problema con el inglés [que se puede comprender mejor con dos ejemplos:

Lo que Anouk entendía: I can't belive / Lo que la canción decía: Incomplete

Lo que Glez entendía: What-chu-güerin? / Lo que la canción decía:What you waiting for?

(estos ejemplos son incluso posteriores a aquel momento)] es comprensible que a los máximo que pudieran aspirar fuese a versionar "Rojitas las orejas" con voces guturales.

Para llegar a descubrir que la voz gutural estaba en su interior sólo fueron necesarias un par de cervezas y hacer rabiar a Brus (el perro de Glez), mientras intentaban imitar sus ladridos. Para acompañar a Glez a la guitarra Anouk decidió coger el timbal, que también la madre de Glez había comprado sólo un par de años atrás. Los instrumentos ya se habían sido repartidos, ahora quedaba elegir quien llevaría la voz cantante y quien debería conformarse con los coros. Por extraño que pudiese resultar esta elección fue bastante rápida, si se tiene en cuenta que Glez tiene un ligero problemas de oído (más o menos como con el inglés) que no le permite diferenciar los tonos y menos reproducirlos con su voz. No os habrá sido difícil deducir que Anouk fue quien se responsabilizó de la voz principal y a Glez le quedaron lo coros.

Tras esta primera versión, pasó bastante tiempo hasta que comenzaron a hacer nuevas versiones, empujadas sobre todo por haber estado comentando durante un año que tenían un grupo y por los silencios que se producían cada vez que les preguntaban “¿Y tenéis disco?” “¡cántame algo!”. Hicieron dos versiones cambiando la letra de las originales:

-Bajo al bar – Bajo el mar (BSO La Sirenita)

-Viva el futbolín - Son mis amigos (Amaral)

Una mañana en la que Glez debería estar estudiando cogió su guitarra y con los cuatro acordes que se sabía (Do M – Sol M – Mi m – Re M) comenzó a componer canciones basadas en anécdotas que las dos habían vivido.

En estos momentos están en pleno proceso de composición de su disco “Joder”, en el que, a pesar de que su inglés no ha mejorado mucho, se han atrevido a componer una canción en ingles y que incluirá como extras las versiones que han realizado e incluso alguna colaboración. El disco puede que se haga de rogar un poco, la crisis también le ha llegado a “El café de Andrea” y su inspiración las ha abandonado por un grupo con contrato discográfico, aún así, lo siguen intentando y algo esperan que salga.

El café de Andrea en MySpace

2 comentarios:

Louise Brooks dijo...

Estáis colgadas... pero os apoyo.

Lo de la colaboración me incluirá a mí no? :P

_Audrey_ dijo...

Como comprenderás mucha gente quiere colaborar con nosotras, tendras que demostrar que tienes la calidad suficiente para colaborar....
Vamos, que creo que eres la unica persona que conocemos que sabe cantar.... y eso podría dejarnos en mal lugar....